Iniciar sesión

Accesar a tu cuenta

Usuario
Contraseña *
Recordarme

Created jtemplate joomla templates

Viernes, 31 Enero 2014 08:30

La vida religiosa de las HMIG

Escrito por  Hna. Ma. Teresa Bastida Ocampo. HMIG.

 

UNA FORMA PARTICULAR DE CONSAGRACIÓN A DIOS ( I )

   La consagración es la base de la vida religiosa. Existe la vida religiosa porque Dios elige, es Dios quien llama, la iniciativa siempre es de Dios.

 

    Cuando Dios llama a una persona y la separa para dedicársela a Si mismo de modo particular, al mismo tiempo, le da la gracia de responder, de tal manera que la consagración se exprese, por parte del hombre, en una entrega de sí, profunda y libre. La interrelación resultante es puro don: es una alianza de mutuo amor y fidelidad, de comunión y misión para gloria de Dios, gozo de la persona consagrada y salvación del mundo. (Cfr. VC, 6).

 

    La Iglesia Universal ha querido dedicar un día para agradecer a Dios el don de la Vida Consagrada dentro de ella, y eligió la festividad de la Presentación del Señor, el día 2 de febrero de cada año. Jesús vivió su consagración precisamente como Hijo de Dios: dependiendo del Padre, amándole sobre todas las cosas y entregado por entero a su voluntad. (Cfr. VC,7). Dios da el don de seguir más de cerca a Cristo en su pobreza, su castidad y su obediencia por medio de la profesión pública de estos consejos con la mediación de la Iglesia. Esta profesión, a imitación de Cristo, pone de manifiesto una consagración particular que está «enraizada en la consagración del bautismo y la expresa con mayor plenitud» (PC 5).

   Así pues, la vida consagrada testimonia el amor incondicional que impulsa a la persona a perder la propia vida como respuesta al inmenso amor del Señor que nos “eligió” primero. La Vida Consagrada es una escuela de reconocimiento humilde de pobreza y de confianza en la misericordia de Dios, y así lo vivió y lo entendió el P. Plancarte, lo cual recomendó a sus Hijas: “Dios quiere que jamás pongamos límites a nuestra consagración… “Yo sí quiero, lo deseo ardientemente, seguir a Cristo. Conozco mi flaqueza, pero hallaré apoyo en María Santísima".

Modificado por última vez en Sábado, 01 Febrero 2014 22:20

Congregación Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, AR. Privada de San Sebastián 80. Col. San Sebastián. Delegación Azcapotzalco. 02040, México, DF.
Tel. / Fax. (55) 55-61-48-40 Lada sin costo: 01-800-821-8812 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Aviso de Privacidad